Atrévete con la ducha fría y sus múltiples beneficios.

Ahora, con las altas temperaturas, es el momento ideal para acostumbrarte a la ducha fría.

Seguro que ya lo has oído antes: una ducha fría nos aporta multitud de beneficios para la salud.

Mejora nuestro sistema
de defensas y tiene efectos
positivos en nuestros
órganos, respiración
y pulsaciones.
También es efectiva contra la celulitis, ya que el frío estimula la circulación sanguínea y propicia la eliminación de grasa.

El agua fría estimula la producción de grasa marrón en nuestro cuerpo y se quema la grasa blanca. La grasa marrón regula la temperatura corporal y la grasa blanca se transforma en quilos de más. Cuanto más a menudo te duches con agua fría, más grasa marrón va a producir tu cuerpo y más activo se volverá.

¿No eres capaz de aguantar una ducha fría? Dúchate con agua templada y termina con un minuto de agua fría. Irás acostumbrándote.

¿Ya tienes tus parches en casa para empezar a reducir arrugas de forma muy efectiva?

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *